¿Amigos?

De pequeña andaba siempre regalándome pulseras, collares y notitas con mis amigas donde ponía “Amigas para siempre”. Recuerdo a mi profesor de música de la E.S.O afirmando con seguridad que muchos dejaríamos de ser amigos cuando entrásemos en la universidad, que por costumbre las amistades de colegio no eran para siempre. También me viene a la mente esa frase tan repetida de “Si tienes un amigo tienes un tesoro” o “ Los amigos se cuentan con los dedos de la mano” , pues bien, con todos esos recuerdos y todas mis emociones hoy voy a hablaros de la  amistad.

En un mundo donde las redes sociales nos hacen usar la palabra amigo con demasiada facilidad ¿Qué es un verdadero amigo? Mi madre siempre decía que un amigo es con quien eres tú mismo, creo que estaba en lo cierto, pero le falta la segunda parte; un amigo es con quien eres tú mismo y quien saca lo mejor de ti.

Durante mi vida he conocido a mucha gente, y mucha de ella ya no está en mi vida. Sería una locura si conservásemos las amistades desde la infancia, y muy estresante; imaginaos que cantidad de felicitaciones navideñas, llamadas, reuniones, cumpleaños y complicaciones, porque no vamos a negar que cualquier relación con otro ser humano implica un esfuerzo, porque es complicado manejar  sentimientos y lidiar sin librito de ayuda con un sinfín de personalidades diferentes. Pero no nos desviemos, sí, sería un suicidio conservar todas las amistades que fielmente prometíamos eternas desde que éramos niños.
Si mal no recuerdo mi primera “amiga para siempre” se llamaba Silvia, y mi madre dejó de llevarme al mismo parque donde jugábamos porque al parecer mi mejor amiga era una influencia negativa sobre mí. Luego durante muchos años creí irrompible mi amistad con Ana, pero todo se fue al garete cuando repetí curso. Han habido amistades muy profundas como la que  mantuve con mi amiga Yone que acabó en decepción y traición a los dieciocho años, también han existido rupturas, como el portazo que me dio mi entonces amiga Cristina y la triste pero madura despedida que decidí tomar con mi muy querida amiga Vanessa. Me enorgullece la amistad de ya diez años que conservo con Belén y las nuevas incorporaciones como mi compañero Jon. Con esto quiero decir, toda esta lista de idas y venidas, de corazones rotos y lecciones, me deja confundida ¿Toda esa gente era amiga mía?

Uno de mis “defectos” que voy puliendo, es que soy bastante exigente con los demás, y mis valores y cuidados son más oposiciones a la mesa redonda de Arturo que a una amistad convencional. Un barómetro que también me adjudico, porque me presento como alguien leal y pido lo mismo a los demás.  Este criterio también me ha ayudado a filtrar a mucha gente “inservible” que conservaba en mi vida por cariño, pena, melancolía o por cualquier otro interés. Porque en mi opinión la amistad, igual que el amor, es también un ejercicio egoísta de querer recibir tanto o más que lo que se da.
Con el paso del tiempo, y el valor que dan los años, he comprendido que hay que ser más cuidadoso a quien se llama amigo. Hacer una lista de amigos no debería de llevarnos más de diez minutos, y si lector, transcurren ese intervalo replantéate qué es la amistad para ti o date una efusiva enhorabuena.

Quizás mi criba es demasiado pretenciosa, pero ¿Por qué compartir tu tiempo con alguien que no merece la pena? Habréis oído muchas veces el término “personas tóxicas” y no sólo es referente al amor; todos hemos lidiado alguna vez con esa persona a la que tenemos aprecio pero que nos hace más bien que mal. Muchas veces y está vez al igual que en los noviazgos y matrimonios, respetamos la presencia de la otra persona por pura costumbre, dejando que ésta ocupe el lugar de otro tal que aportase algo interesante en nuestro día a día.

La amistad es un regalo, pero también es una responsabilidad y una elección. Hay que ser más cuidadoso y valorar más nuestro efímero paso por la tierra y dejar de discutir o manejar con individuos que poniendo una balanza guardan más menos que más.  Además y como soy así de rigurosa voy un paso por delante y digo otra “norma” un amigo debe de ser alguien que aporte algo a tu existencia.

La vida ya es un cúmulo de situaciones insolutas y banales para pasar el siempre insuficiente tiempo libre con gente sin ambiciones, sin gustos ni pasión, sin personalidad. Y en ese grupo está toda esa gente facilona que encontrarás y que vitoreará todos tus triunfos y será  correcto en sus formas pero que al final, en el recuento, su presencia no habrá aportado nada.
Gente “caldo de pollo” como me gusta llamarlos, que sí son de fácil digestión, su sabor es apto para todo el mundo, siempre entran bien, pero al final no te han quitado el hambre.

Es por eso que la relación entre humano – perro siempre funciona, porque es lineal porque es real y sencilla porque es directa, “tú me quieres, yo te quiero” y voy a estar cuando me necesites porque yo también te necesito. Vamos a reír y vamos a aburrirnos juntos, discutiremos cuando haya que ir al veterinario pero luego te daré las gracias por pensar en mí y saber de antemano que me enfadaré contigo pero que es todo en mi beneficio.
De todas formas ojalá que fuera tan cómico, y que las personas entregadas como yo no sufriéramos tanto al tener que decidir si sí o si no a quien habita en nuestra vida, ojalá que siempre se pudiera decidir ¿Verdad? Nos llevaremos alegrías y desengaños pero siempre bajo nuestra tutela. Quizás la próxima vez demos más tregua a la otra persona o tengamos más paciencia antes de acogerla “para siempre”.

Como conclusión, para mí un amigo es esa persona que te sabe hacer reír pero sin engañarte, que dice su verdad y que comparte la tuya. Un amigo es quien disfruta de ti, y por eso te cuida y te acerca a su vida. La amistad a duras penas, es el intento más honesto de ser amado y amar, y si no saben amarte bien, no valen la pena.
Sí, la amistad es algo complejo y sinceramente, no es eterna… por eso siempre debe de ser auténtica.

Anuncios

Acerca de quedadicho

Pensamientos, relfexiones y opiniones que me gustaría compartir.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s