8 de Marzo el día de la Mujer

Ayer 8 de Marzo fue el día internacional de la MUJER. Hoy quiero hacer una perspectiva y un enfoque a tan emblemático día.

Para empezar por qué existe o debe existir el día de la mujer, quiero decir, existe el día del hombre? No es el mero hecho de necesitar un día al año para festejar nuestra naturaleza una clara evidencia de que sigue habiendo una desigualdad ante el género femenino? Espero que llegue un día en que no haya orgullo de mujer, ni orgullo gay porque sea tan ridículo y aceptado como decir orgullo de ser humano.

Desde cuando existe este desmerecer a la mujer, y como sigue latente es algo que siempre me he preguntado los 8 de Marzo de cada año. Quién fue el “culpable” de que la mujer se viese en un segundo plano o renegada a tareas menores. Podría pensar que el culpable es el hombre, pero no, esta entrada de hoy no va enfocada al odio a lo masculino, es más, siempre he pensado que el cincuenta por ciento del machismo es engendrado por otras mujeres.

Si bien he de reconocer que el hombre ha tenido un papel inequívoco a lo largo de la historia, es quizás la errónea interpretación de otras mujeres sobre el concepto de cómo debe ser una mujer lo que no has llevado a tener que comportarnos como hombres para poder ser válidas en algunas escalas de esta sociedad. Si vas a una entrevista de trabajo con un escote, simplemente porque este te favorezca, te guste, te de seguridad o porque no había otra cosa que ponerse, las otras chicas que esperan contigo a entrar en el despacho pensarán automáticamente que “eres una golfa”, entonces es así cuando tenemos que ponernos pantalón para que nadie cuchichee y para dirigir la atención a otra cosa, es decir, esconder nuestra feminidad para que atiendan a nuestro intelecto.

No podemos olvidarnos de la sexualidad, y la represión enmascarada que sigue habiendo en pleno siglo 21. Madres solteras, o mujeres a las que no les interesa la maternidad son vistas por otras mujeres como bichos raros. Estoy harta de oír a famosas embarazadas “Tener un hijo es la máxima aspiración de una mujer” no bonita no, a lo mejor mi máxima aspiración es curar el cáncer y salvar a tu hijo en un futuro. Los ojos se me salen de las órbitas cuando veo a mujeres insistir en “Casarse es el sueño de toda mujer”… te han enseñado a decir eso? No puedes tener otras aspiraciones o metas mayores? Estos son dos ejemplos más a mano para mostraros que somos las mujeres las instigadoras de nuestra propia exclusión social.

Pero ¿Por qué sigue esto sucediendo? Por qué las abanderadas que defienden a las mujeres tienen siempre un aspecto tan poco femenino, por qué tenemos que abandonar nuestra forma para que nos tomen enserio? Aquellas sufragistas de traje gris ya no nos representan, tengo que dejar de depilarme las axilas para poder hablar de derechos? El respeto a la mujer nace de RESPETAR su esencia, no de modificarla.

Basta ya de juzgar faldas cortas y romances, basta ya de comportarnos como hombres. Somos hermanas, somos la vida de este planeta. Basta de no poder decir tengo la regla, me duelen los ovarios, de hablar de vaginas o de mamas, de tener que ir sin maquillar o de tener que ir siempre arreglada, basta ya de imposiciones y de roles femeninos! MUJERES, no habéis cambiado! No dejáis de ser esclavas de vuestro hogar y demostrar vuestra valía en la oficina. Abandonad la carga! SIMPATIZAOS CON LAS VUESTRAS!

Pero sé que es difícil, es difícil ser mujer. Vives en una entera contradicción social, bombardeadas para ser perfectas pero sin derecho a poder sentirnos así. Sé buena madre, sé buena esposa, sé buena hija y buen amiga, es lo que se espera de ti, mientras dure tu andadura muéstrate perfecta, sin que se note porque sigues sin poder hablar en público porque sigues sin poder decir ESTO ES LO QUE QUIERO Y NO TENGO QUE DAR EXPLIACIONES.

Mientras haya otras que te desacrediten…no habrá hombre que cambie su parecer. No le des la razón a ningún machista y sé la protagonista todos los días del año.

Atrévete, libérate, engrandécete, fuera moldes y patrones, sé tú misma y da rienda suelta a tu naturaleza, no reprimas tus hormonas, no te “reestructures”

MUJER, SÉ MUJER y verás cómo no habrá nadie que pueda echarte abajo.

Anuncios

Acerca de quedadicho

Pensamientos, relfexiones y opiniones que me gustaría compartir.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s